photo sharing and upload picture albums photo forums search pictures popular photos photography help login
Josue Collado | all galleries >> Baní, Pizarrete, Palmar de Ocoa y Azua Dominican Republic > Sabana Abajo-Pizarrete-Baní.jpg
previous | next
Sabana Abajo-Pizarrete-Baní.jpg
12-JUL-2006

Sabana Abajo-Pizarrete-Baní.jpg


other sizes: small medium original
share
Guest 06-Oct-2009 18:14
en camino para el arollo mas pariva esta el sementerio k jevy tiren mas fotos saludo alas mujeres de donde nanin yolanda y lo corones
pablo ysidro 19-Jun-2008 17:43


Muchas veces escuché que el lugar donde nací era una comunidad, pero para mí seguía siendo un pueblecito, un lugar que yo creía que era el centro del mundo. Viví y crecí apegado a los consejos de mi abuela.
El camino que llegaba hasta la propiedad del tío Mundo estaba plagado de historias escondidas que surgían al igual que la curvas del susodicho camino. Pero dejé de creer en esas historias bellacas en uno de esos días que me solía levantar arrebatado. Había recordado una historia que me había contado la vieja Eva, una prima de mi padre, mujer de filosofía barata de arroparse hasta donde le de la sabana; aunque mi padre decía que ella ni lavaba ni prestaba la batea. Un día oí de Eva, que el arroyo Liberto había que cruzarlo descalzo, porque ese arroyo tenia almas en penas y robaba el alma a los que cruzaban con zapatos puestos.
Mis pensamientos estaba desencadenado de la realidad y pensé: si algo me intenta robar el alma, quizás dejaría atrás ese monstruo que llevo en mi adentro. Esa cosa que se esconde dentro de mí que cuando hablan en mi contra, calladamente quiere arrancar cabezas, el mismo que si tuviese poderes mandara a fusilar a mucha gente, el que espera pacientemente la oportunidad de hacer un “desmache” de hombres.
Bajé la cuesta y cruce los arrozales, evadiendo las curvas del camino, llegue hasta la orillas del Liberto. Observé sus aguas enlodadas y pensé que el día era propicio El agua me llegó hasta la rodilla, mis zapatos se empararon de agua y lodo, pero nada. Esa agua era mansa y tranquila. Aún con el agua hasta la rodilla divisé, a un lado de la cuesta el bohío de la prima Eva. Me sentí defraudado y engañado. Aún tenía esperanza que desde el fondo algo me agarraría, pero el agua seguía su curso, inalterable. Y yo todavía sentía dentro de mi esa malicia que desde pequeño siento, ese sentimiento de destruir al que me daña, al que me hiere, al que me ofende.
Terminé de cruzar el arroyo y quedé largo rato observando los cerros amarillentos sembrados de cañaverales fantasiosos que nunca nos han aportado nada. Sentí la brisa caliente y sofocada de la ira subiéndome por los brazos, el cuello y la cabeza; la malicia dentro de mi reía con satisfacción. Si algo me robaba parte del alma seria una persona más dócil y manejable. Yo, era el único perdedor, por no hacerle caso a los consejo de mi abuela quien siempre me decía: nunca creas en cábalas, porque son cuentos de caminos..


a este relato para postearlo le agrege la otra foto que usted tomo cerca de este lugar, bajando la custa camino a lo de colasita

Pablo Ysidro
Type your message and click Add Comment
It is best to login or register first but you may post as a guest.
Enter an optional name and contact email address. Name
Name Email
help private comment